¿Por qué nuestro Colegio se llama Paul Harris?

Nuestro Colegio lleva el nombre de Paul Harris en honor al fundador de Rotary Internacional, quien además fue un destacado profesional norteamericano que dedicó su vida a ayudar a los demás. En reconocimiento de su legado a favor de los demás y de la amistad y el compañerismo nuestro establecimiento educacional lleva con gran orgullo su nombre.


Rotary

Rotary Internacional es la asociación internacional más antigua de clubes de servicio, fue fundada por Paul Harris, de profesión abogado.

Rotary es una organización de hombres de negocios y profesionales líderes en sus propias comunidades, quienes unidos mundialmente proporcionan servicio humanitario, promueven elevadas normas de ética de todas las profesiones y contribuyen al desarrollo de la buena voluntad y paz en el mundo. En las últimas cinco décadas, la organización ha crecido a más de 27.500 clubes con un 1,2 millones de miembros unidos a través de la visión de Paul Harris de servicio y compañerismo.

Rotary es una organización que luce con orgullo el haberse convertido en la organización más perfecta y benemérita de la humanidad, prestando su ayuda a todos los hombres y mujeres que en algún momento de sus vidas han requerido de su valiosa presencia.

Cada rotario lleva en su mente y en su corazón el deseo de servir sin buscar el lucimiento personal. De ahí nace su lema fundamental:

“Dar de sí sin pensar en sí”


Paul Harris

Paul Harris nació en Racine, Wisconsin, Estados Unidos, el 19 de abril de 1868. Obtuvo el título de Licenciado en leyes en la Universidad de IOWA, y el grado de Doctor en leyes Honoris Causa en la Universidad de Vermont.

Paul Harris trabajó como periodista y profesor de un colegio comercial y se desempeño, además, como banquero, actor de una compañía de teatro y vendedor.

En 1896 se radicó en Chicago para dedicarse al ejercicio de su profesión. En cierta ocasión, paseando con un colega, le llamó la atención que este se detuviera en varios negocios para presentarle a los propietarios que eran amigos suyos. Esta experiencia, sumada a la profunda sensación de soledad que sentía, le dio la idea de organizar un club donde hombres de distintos negocios y profesiones pudieran reunirse en un ambiente de camaradería, sin restricciones de índole política y religiosa.

El 23 de febrero de 1905, Paul Harris formaba el primer club con otros tres hombres de negocios: Silvestre Schiele, Comerciante de Carbón, Gustavo Oler, Ingeniero en minas e Hiram Shorey, Sastre. A este nuevo Club, Paul Harris le dio el nombre de ROTARY, por el hecho que las reuniones se celebraban por orden de rotación en las oficinas de cada uno de los socios.

Esta asociación creció rápidamente y los socios encontraron en el Club Rotario una buena oportunidad para la camaradería. Al hacerse cargo de la presidencia del Club, en su tercer año de vida, Paul Harris tenía la seguridad que el Club Rotary podría convertirse en una importante organización de servicios a los demás, por ello, con esta idea en mente, procuró lograr que se extendiera a otras ciudades.

Al ocurrir su fallecimiento, el 27 de enero de 1947, Paul Harris era presidente emérito del Rotary Internacional, que contaba ya con aproximadamente 6.000 clubes en todos los países del mundo unidos al servicio y la camaradería.